ALIMENTOS QUE DESTROZAN LA PIEL

ALIMENTOS QUE DESTROZAN LA PIEL

Si bien las causas subyacentes de las afecciones de la piel son diferentes para cada persona, los alimentos adecuados pueden desempeñar un papel importante en la salud de su piel y otros destrozan la piel sin darnos cuenta.

El vínculo entre la piel y la nutrición

Siempre se ha dicho que la piel limpia es un trabajo interno porque a veces puede ser un reflejo directo de la salud de nuestros órganos internos, en particular, el hígado y el sistema digestivo. El cuerpo siempre está trabajando duro para eliminar las toxinas. Entonces, cuando el hígado no está a la altura, las toxinas pueden comenzar a filtrarse a través de  otros órganos de eliminación, como la piel, que sirve como respaldo para el hígado.

Cuando las toxinas se eliminan a través de la piel, pueden causar erupciones, espinillas, puntos negros y otras afecciones de la piel.

Ahora, aquí es donde entra la dieta: Cada alimento que se consume tiene el potencial de beneficiar o dañar la piel. Por ejemplo, las frutas y verduras que contienen vitaminas antioxidantes ayudan en la producción de colágeno (la proteína que mantiene la piel tersa y flexible) y pueden ayudar al hígado a desintoxicarse naturalmente para prevenir los brotes en la piel.

El vínculo entre la piel y la nutrición

Por otro lado:

El azúcar refinado puede descomponer el colágeno mediante la reticulación con otras fibras de colágeno.
A través de un proceso conocido como “glicación”. Existen algunos alimentos que no promueven la salud de la piel, hay que estar atentos y considerar los sustitutos.

Carbohidratos refinados

¿Por qué son malos para la piel?

Si su piel tiene una némesis, podrían ser carbohidratos refinados. Los “carbohidratos refinados” se refieren al azúcar procesado y la harina procesada, que se descomponen en azúcar. Los carbohidratos refinados agotan sus bacterias intestinales saludables. Los carbohidratos refinados tienen un valor nutricional deficiente.  Pero sí alimentan algo: las bacterias malas en su intestino. 

Sí, el azúcar actúa como alimento para las bacterias malas, lo que le da la oportunidad de darse un festín, prosperar y desplazar a las bacterias buenas.  Un crecimiento excesivo de bacterias malas se ha relacionado con algunas afecciones digestivas. Dado que el acné es una condición bacteriana, tiene sentido que los brotes estén relacionados con un desequilibrio del tipo “incorrecto” de bacterias en su sistema. 

Esta es la razón por la que muchos regímenes de apoyo para la piel comienzan con la reposición de bacterias intestinales saludables al comer alimentos probióticos y tomar un suplemento de carácter probiótico. Los carbohidratos refinados aumentan la producción de aceite en su piel (y obstruyen sus poros)

Como si robar las bacterias intestinales saludables no fuera suficiente, el azúcar refinada también puede hacer que su cuerpo produzca más grasa y obstruya sus poros. Cuando se come azúcar refinada, el cuerpo libera la hormona insulina, que regula el azúcar en la sangre al transportar el azúcar a las células.  Ahora, debido a que el azúcar refinado se digiere rápidamente, su cuerpo debe liberar grandes cantidades de insulina para “mantenerse al día” con la introducción de azúcar en las células tan rápido como se digiere.

Algunas investigaciones muestran que estos picos rápidos de insulina pueden desencadenar la producción de sebo (aceite), que puede obstruir los poros y formar granos, espinillas y puntos negros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *